8 competencias digitales para el éxito profesional

11 - 04 - 2014

7. Liderazgo en red

Tener buenas ideas, ser innovador, gestionar bien la información, destacar en la implantación y ejecución de procesos, hacer bien las cosas, ya no es suficiente. Ser competitivo hoy, tanto a nivel individual como a nivel de organización, exige entender el entorno digital y dominar el conjunto de competencias que estamos describiendo. El liderazgo, vinculado a la capacidad de trabajar en red, se ha convertido en una competencia básica para cualquier profesional de hoy y no solo para los directivos. Lo diferencial además es ser capaces de liderar desde las redes y de liderar equipos en red. Nunca como hasta ahora el liderazgo había sido algo tan necesario y, sin embargo, vivimos en la época de mayor escasez del mismo. En muchas ocasiones, las personas al frente de los equipos no tienen las competencias necesarias o simplemente el tiempo necesario para gestionar como se necesita el cambio y los desafíos del mundo actual.

El problema no es tanto una carencia de habilidades individuales como la necesidad de pensar el liderazgo dentro de una organización como algo distribuido, compartido, flexible y móvil. Necesitamos líderes individuales que sepan trabajar colectivamente y cooperar en equipo. Necesitamos personas con capacidades individuales de liderazgo pero que sean capaces de moverse en entornos colaborativos y en red para construir un liderazgo distribuido y digital, compartido y en muchos casos temporal, vinculado a proyectos y situaciones concretas. Las organizaciones necesitan líderes clarividentes con visión y capacidad de anticipación pero también profesionales prácticos, de acción y tecnológicamente competentes. El líder digital gestiona desde las redes y en las redes. Señala el camino y motiva. Fija objetivos y valora resultados.

La transformación de los mercados, la globalización, la digitalización trae consigo que cada vez sea más habitual trabajar con equipos multiculturales, pluridisciplinares, deslocalizados, temporales y móviles. Equipos que se forman para un proyecto concreto, durante un tiempo determinado y que involucran a un conjunto de personas de diversas procedencias y trayectorias. Equipos liderados por personas que deben ser capaces de coordinar en red, en entornos cambiantes, contextos digitales y de manera distribuida. La dirección de un proyecto deja de ser un puesto fijo. Los equipos y los responsables de los proyectos cambian con cada proyecto. La dirección es temporal, el liderazgo es permanente. La dirección es una función, el liderazgo es una actitud. Es una competencia además que se puede adquirir y desarrollar a lo largo de la vida profesional.

Liderar en red, de manera distribuida exige saber fomentar, impulsar y facilitar el uso de herramientas digitales por parte del equipo que faciliten la comunicación y la circulación de información y conocimiento. El liderazgo digital presupone haber desarrollado las competencias de gestión de la información, comunicación digital y trabajo en red. El líder digital dirige desde la influencia moral en lugar de hacerlo desde la autoridad formal. O, dicho de otra manera, su autoridad no reside en la jerarquía sino en sus cualidades y competencias. Un buen líder deberá ser altamente colaborativo y favorecer el desarrollo profesional de sus equipos. Conocer los códigos para una comunicación efectiva con sus colaboradores. El líder digital cede responsabilidad y trabaja desde la confianza otorgada al equipo. Promueve el diálogo y la conversación y sabe resolver conflictos en entornos virtuales. El liderazgo digital implica un compromiso por desarrollar competencias profesionales, actitud para experimentar con las tecnologías, decisión para invertir en nuevas herramientas y seguridad para fomentar la participación de los equipos y promover estructuras organizacionales para capturar las oportunidades del contexto digital. En su relación con los medios sociales el líder digital debe ser capaz de producir, distribuir, gestionar, recomendar, estructurar y analizar. 

EL PROFESIONAL CON LA COMPETENCIA DE LIDERAZGO EN RED ES CAPAZ DE:

  1. Fomentar, impulsar y facilitar la utilización de herramientas digitales en su equipo para la consecución de objetivos y resultados

  2. Promover y facilitar estructuras organizativas que fomentan y facilitan la circulación de la información en su equipo

  3. Comunicarse con su equipo de forma efectiva a través de canales virtuales

  4. Promover el uso de herramientas digitales para mantener al equipo informado, asegurándose de que disponen de la información necesaria para realizar su trabajo

  5. Generar confianza y conseguir el compromiso de su equipo de forma no presencial

  6. Liderear de manera distribuida y virtualmente, escuchando y fomentando la participación en las decisiones del

    equipo

7. Comprender las interacciones en los grupos virtuales, gestionar los conflictos y fomentar la colaboración 

APORTA A LA ORGANIZACIÓN:

  1. Favorece la construcción de marca internamente

  2. Un liderazgo digital distribuido genera ventaja competitiva

  3. Mejora la integración de los equipos de trabajo

  4. Favorece la optimización de los recursos y de las habilidades de los profesionales

  5. Mejora la eficiencia de los procesos 

Capítulo: 7. Liderazgo en red