8 competencias digitales para el éxito profesional

11 - 04 - 2014

El modelo RocaSalvatella de competencias digitales

A pesar de que la mayoría de directivos consideran que ni ellos ni sus organizaciones están lo suficientemente preparados para adoptar los cambios culturales que la incorporación de lo digital supone, las organizaciones siguen rigiéndose por lógicas analógicas a la hora de captar y desarrollar talento y de organizarse internamente.

La mayor preocupación tiene que ver con el profundo cambio que lo digital representa en la interacción con los clientes, en las formas de gestionar internamente personas, equipos y conocimientos y en la redefinición de los procesos y la gestión del trabajo. Se destinan importantes recursos económicos y humanos en proyectos de mejora tecnológica en estos ámbitos y se dedica poca o nula atención a la capacitación y al cambio cultural que la digitalización efectiva de una compañía precisa.

En este contexto cobra relevancia el concepto de competencia digital que se ha convertido en uno de los conceptos claves para entender cómo se pueden aprovechar las oportunidades de la sociedad digital. En este documento, competencia digital es la combinación de capacidades, conocimientos, habilidades y actitudes que nos sirven para alcanzar objetivos con eficacia y eficiencia en contextos altamente digitales. Las competencias digitales profesionales son las competencias digitales necesarias para que organizaciones y profesionales puedan aprovechar y explotar al máximo las oportunidades estratégicas y de negocio provocadas por la transformación digital.

Este modelo de 8 competencias profesionales digitales es el resultado de combinar el análisis y el estudio del fenómeno de transformación digital con la experiencia adquirida en los últimos años aportando soluciones a los desafíos y demandas concretas de organizaciones y equipos directivos. La mayoría de las competencias que encontramos en los diccionarios organizativos siguen siendo vigentes y válidas pero se modifican de manera profunda cuando son revisitadas teniendo en cuenta la lógica digital, ampliándose entonces el abanico de capacidades y comportamientos que incluyen.

Algunas de las competencias del modelo que aquí presentamos, como el conocimiento digital, son nuevas; otras, siendo clásicas como la gestión de la información, se han transformado completamente a la luz de lo digital; y, la mayoría, siendo habituales en la gestión empresarial, como son la comunicación digital, el trabajo en red, el aprendizaje continuo, la visión estratégica, la orientación al cliente y el liderazgo digital han adquirido un carácter protagonista y han sido revisadas a fondo.

Todas son fundamentales y afectan de manera transversal a los distintos niveles de una organización y a todas las organizaciones. Entre ellas, la orientación al cliente actúa como competencia tractora y orienta a todas las demás hacia los objetivos empresariales de creación de valor y sostenibilidad. Todas, evidentemente, tienen también como vocación inevitable la orientación a resultados, facultad obligada en todo directivo, independientemente del grado de digitalización de su organización, puesto o desempeño y por esa misma razón no incluida en este conjunto de 8 competencias. Mirar cada una de las 8 competencias bajo el prisma de la orientación a resultados las transforma en poderosas herramientas de negocio y, tal y como estamos argumentando, en competencias imprescindibles para cualquier profesional del siglo XXI.

Aunque se pueden desarrollar individualmente, las 8 forman un conjunto interrelacionado. Dominar la gestión de la información permite desarrollar el aprendizaje continuo en entornos digitales. A su vez, el aprendizaje se ha convertido en una actividad cada vez más social por lo que es imprescindible entender y dominar el trabajo en red. Por último, alcanzar un nivel alto de estas tres competencias exige tener un buen nivel de comunicación digital. Estamos ante un círculo virtuoso en el que el desarrollo de una amplifica y mejora el resto. 

8 Competencias digitales para el éxito profesional

Capítulo: El modelo RocaSalvatella de competencias digitales