Este artículo ha sido publicado en el periódico digital de economía Via Empresa.

Artículo relacionado

Accede a nuestras publicaciones

Las 7 revoluciones del móvil

12 - 12 - 2014

Las novedades y avances tecnológicos vinculados al sector móvil evolucionan un ritmo incesante. Esta situación, ligada a la proliferación de ferias y congresos especializados, ha provocado que nuestros debates alrededor de los dispositivos móviles se sitúen en un plano cada vez más materialista y superficial (hablamos de la calidad de imagen, del tamaño de la pantalla, de los pagos NFC, etc…)

Sin embargo, más allá de elementos estrictamente funcionales, lo cierto, es que los dispositivos móviles han transformado profundamente nuestra manera de acceder a la tecnología y han abierto un enorme abanico de oportunidades a negocios y empresas. Oportunidades que derivan de las 7 autenticas revoluciones que se esconden detrás del concepto móvil y que se recogen a continuación: 

• Multifunción: la mutación del tradicional teléfono móvil hacia un dispositivo conectado ha provocado que la comunicación haya dejado de estar en el centro de las operaciones. El móvil, tal y como lo concebimos hoy, es mucho más que eso. Son muchas máquinas en un solo dispositivo, una herramienta multiuso. La infinidad de funciones que nos permite hacer provoca que seamos cada vez más dependientes de él y nos hace ser más vulnerables cuando se nos agota la batería.

• Masivo: la penetración de smartphone en España se sitúa ya en el 87%. Prácticamente 9 de cada 10 usuarios de móvil utiliza un smartphone diariamente como medio de comunicación y acceso a la información. En la era del usuario “hiperconectado, optar por dar la espalda al móvil y renunciar a no llevar uno de ellos en el bolsillo puede convertirse en un desafío cada vez más insostenible. 

• Síncrono: el móvil nos ha vuelto síncronos y ha incrementado el nivel de exigencia del usuario que, cada vez más impaciente, reclama respuestas prácticamente de manera inmediata en tiempo y espacio. Esta situación está causando una transformación radical del servicio, lanzando el reto para las empresas de articular nuevos servicios basados en la simultaneidad y la sincronía. El desafío no es trivial. La capacidad para rediseñar procesos internos jugará un papel esencial en su hoja de ruta para redefinir su modelo de servicio en movilidad.

• Identidad: el teléfono es un dispositivo unipersonal y como tal, nos identifica. Llevamos varios años ingeniándonoslas para salvaguardar nuestra identidad en la red y evitar que las marcas puedan poneros cara y ojos. Las posibilidades de trazabilidad de datos y personalización que ofrecen los dispositivos móviles nos harán ser cada vez más frágiles ante la perseverancia de las empresas de controlar nuestra identidad y transformarla en oportunidad comercial.

• Pagos: Es una realidad. En pantalla pequeña somos más proclives a pagar por el uso de servicios que en ordenadores de sobremesa. Nos han inculcado la percepción que en el móvil no todo es gratuito y que en pantalla grande la mejor opción siempre es gratuita. Hoy nadie se cuestiona el hecho de tener pagar por la descarga de una aplicación o por el acceso a contenidos móviles Premium. Ante este escenario cada vez más favorable a la transacción móvil, la batalla entre los gigantesdel sector tecnológico y financiero para hacerse un hueco en el mercado del pago se presenta ardua e intensa. 

• Datos: con el desembarco del internet de las cosas y la proliferación de los dispositivos móviles, el volumen de datos está condenado a multiplicarse a un ritmo exponencial. El flujo y la gestión del dato en tiempo real adoptará un papel cada vez más protagonista dentro de las estrategias de negocio y la toma de decisiones estará cada vez más secundada por la información procedente de la movilidad.

• Social: el teléfono es social y lo social es sinónimo de móvil. Las redes sociales y los nuevos servicios de mensajería instantánea han revolucionado el paradigma de la comunicación móvil y le han dotado de un carácter más relacional e interactivo. La ubicuidad y la inmediatez que ofrecen los soportes móviles, son algunas de las razones que explican esta simbiosis perfecta entre los dispositivos móviles y canales como WhatsApp, Twitter o Instagram.

Ante este escenario, no queda duda que los teléfonos inteligentes han revolucionado muchos sectores de actividad empresarial. Sólo aquellas organizaciones que sean capaces de incorporar el pensamiento móvil dentro de su ADN de negocio serán capaces de atender con garantías las nuevas necesidades y demandas del mercado.

Este artículo ha sido publicado en el periódico digital de economía Via Empresa.

Artículo relacionado

Accede a nuestras publicaciones