La tecnología más disruptiva del MWC17 se impone a la hoja de ruta de los negocios

20 - 03 - 2017

Vivimos en el mercado de las novedades. Con la inquietud permanente de descubrir aquello que vendrá, y el MWC es un claro ejemplo de ello. Pero si nos paramos y analizamos con visión crítica qué ha pasado hasta ahora, podremos anticipar y aprovechar desde el desarrollo de negocio los avances que nos auguran.

Tras la resaca del Mobile World Congress 2017, digerimos todo aquello que sucedió en el congreso y desgranamos a continuación las tendencias tecnológicas y, más allá de ellas, el impacto en los negocios que marcará el presente y futuro más inmediato de las empresas y por consecuente de los particulares.

Las tendencias tecnológicas que han marcado el MWC17

Inteligencia artificial: los chatbots llegan para quedarse

La Inteligencia Artificial empieza a hacerse tangible, y así lo ha manifestado el MWC17. La tecnología estrella de este año destaca principalmente en forma de chatbots, una herramienta que aporta valor a las empresas y a la vez una nueva experiencia de usuario. Pero no solo eso, el Internet de las Cosas (IoT) y los robots empiezan ya a integrar esta inteligencia artificial y la posicionan como un elemento fundamental en la vida cotidiana para muchos de los ciudadanos del mundo.

Entendemos como Inteligencia Artificial aquella tecnología que permite que las máquinas desarrollen funciones cognitivas que los humanos asocian con otros humanos, como aprender o resolver problemas. Los chatbots son en esencia asistentes con los que podemos interactuar mediante un mensaje natural por voz o escritura.

Esta nueva experiencia de usuario va a quitar cada vez más protagonismo a la interface de usuario y nos vamos a relacionar cada vez más con mensajería programada. Las compañías ya no van a luchar por estar en la primera página de nuestro móvil, sino en nuestra agenda de contactos.

El 5G, la garantía de un futuro conectado

En 2016 6,4 mil millones de dispositivos estaban conectados a Internet. Para 2020, vamos a llegar a los 20,8 mil millones, según la consultora Gartner. Todo tipo de wearables, coches, productos de domótica... conectados y emitiendo datos simultáneamente. Solamente un coche autónomo emite 40.000Gb de datos al día, por lo que se va a hacer imprescindible una nueva red que permita dar servicio a las demandas futuras.

Esta nueva red es el 5G (que hizo ya acto de presencia en el MWC16) y qué nos va a ofrecer conexiones móviles reales de 10 Gbps por segundo, frente a los 0,15 Gbps teóricos del 4G. Y en términos de latencia, o el tiempo transcurrido desde que se envía la petición hasta que es ejecutada, permitirá pasar de los 100 milisegundos actuales a un milisegundo.

Para la viabilidad de los vehículos autónomos, que deben tomar decisiones a partir de la información que capta a su paso, el 5G se va a convertir en un imprescindible. Y más allá del sector del automóvil este va a ser un potenciador de la realidad virtual y del desarrollo de las ciudades hacia el modelo Smart City.

Pero su objetivo irá más allá de multiplicar la velocidad de conexión. Las conexiones ganarán en calidad y permitirán un mayor número de terminales a los que podrá dar servicio cada antena simultáneamente. 

La Mixed reality desbanca la realidad aumentada

Primero llegó la realidad virtual, luego la realidad aumentada y con ella el fenómeno de PokemonGo, el juego que mezcló lo virtual con lo real y lo sacó a la calle, al alcance de cualquier usuario con un terminal móvil.

La realidad virtual nos transportaba a otros mundos a través de gafas o visores completamente cerrados. La realidad augmentada colocava contenido virtual encima del mundo. Ahora, la mixed reality superpone el contenido de la realidad aumentada en nuestro espacio-tiempo real, creando escenarios increíblemente realistas en los que interactúan objetos y/o personas tanto reales como virtuales.

Junto con el fundador de Netflix, el creador del juego de Pokemon Go, John Hanke, fue uno de los invitados de lujo a la edición del MWC 2017. Según él, las aplicaciones de la mixed reality son más prácticas que las experiencias de realidad virtual. De hecho, esta tecnología disruptiva ya se extiende más allá del mundo de los videojuegos y se aplica con éxito a la educación, el marketing e incluso la medicina.

Robotización

Junto con la Inteligencia Artificial, los robots también han tenido protagonismo en el congreso. Más allá de robots capaces de realizar determinadas tareas, nos encontramos con dispositivos con capacidad de aprender gracias a algoritmos: el llamado machine learning.

Como se vio durante el MWC17, el desarrollo autónomo de estos robots va a ser posible gracias a un “cerebro artificial” que le permita un continuo reconocimiento de su alrededor para aprender, evaluar problemas, tomar decisiones y comunicarse con el usuario. 

En el ámbito industrial, se está demostrando que la colaboración con estos dispositivos es lo que nos va a hacer crecer, por lo que los procesos pasarán por trabajar con los robots (y la Inteligencia Artificial) y no contra ellos.

Un Mobile World Congress que va más allá de la tecnología

Las innovaciones tecnológicas traen consigo cambios en la manera como trabajamos, como consumimos y como nos organizamos, y esta edición del MWC nos ha hecho más partícipes de ello que nunca.

Del móvil a la movilidad 

Como afirmaba Aleix Valls, CEO de la Mobile World Capital en el #MobileTalks, lo que entendíamos por Mobile ha explosionado y está impactando todos los sectores. El MWC17 ha sido el Mobile menos Mobile que hemos tenido. De hecho, el único móvil que se ha visto ha sido el aclamado Nokia 3310.

El congreso ha ido evolucionando para convertirse en el referente en tendencias tecnológicas. Dejamos atrás la etapa primeriza de "foro mundial sobre el móvil", en el que se desvelaban las últimas novedades en telefonía, para convertirse en un congreso que integra cualquier tecnología disruptiva desde perspectivas de sectores tan diversos como la educación, la banca o el transporte.

Y un claro ejemplo de esta transgresión es el coche autónomo. “Vemos que el móvil se hace inmensamente grande y se convierte en coche” predicaba Valls sobre la presencia del coche en el MWC17, que fue una primera toma de contacto con el congreso que ha servido tan solo para marcar un cambio de paradigma. El automóvil se convierte ahora en la tercera pantalla para el cliente.

Hablamos de grandes dispositivos que cada vez tomarán más decisiones por nosotros y que precisarán de la inteligencia artificial y del 5G para procesar toda la información a su paso y tomar decisiones por nosotros. Serán capaces de imitar las capacidades humanas de manejo y control y percibir el medio que le rodea para navegar en consecuencia. Nosotros tan solo tendremos que elegir el destino.

Los cambios en la sociedad

Más allá de las tendencias tecnológicas en sí, sugerimos hacer una aproximación a los cambios sociales que toda esta explosión del concepto mobile comporta.

Coches autónomos, experiencias de usuario al limbo de la realidad y ciudades impregnadas de sensores que nos harán una vida más fácil... Cada vez más veremos como la tecnología se convierte en una extensión de nuestras acciones, de manera totalmente integrada a nuestra vida cotidiana sin que ni siquiera seamos conscientes de ello. Hablamos de tecnología invisible. De hecho, los chatbots buscan ya esta integración con nuestra manera de comunicarnos más natural: la voz.

Nuestra vida en sociedad tambén va a cambiar. Cada vez más se extenderán grandes infraestructuras invisibles de gestión y coordinación de las grandes urbes, ya sea para la gestión del transporte a través de monitores de flujo de tráfico, la monitorización de los niveles lumínicos o sonoros a través de sensores, o cualquier otra aplicación tecnológica enfocada a mejorar nuestra vida en la ciudad.

Estos cambios se van a traducir tambien al ámbito empresarial. Las tecnologías disruptivas ofrecen a los sectores nuevos procesos y por ende nuevas oportunidadespara el negocio tradicional. La transformación digital va a pasar a ser la hoja de ruta de las empresas, que se verán obligadas a repensar su estrategia de negocio para adaptarse a este flujo constante de cambios e innovaciones.

Del 3GSM al YoMo

Aleix Valls, CEO de la Mobile World Capital, certificaba el recorrido del congreso en el MobileTalks. “Cuando empezó el MWC no había apenas emprendedores. En solo 11 años hemos pasado a un ecosistema digital robusto y con talento. Hoy Barcelona se posiciona como un lugar de inspiración y referencia”.

Hace ya 4 años que la Mobile World Capital, en sus inicios llamado 3GSM,  incorporó como evento paralelo el 4YFN, un punto de encuentro para start-ups. Un congreso para dar visibilidad a los emprendedores y a sus productos y dónde conocer socios e inversores. Hoy, el 4YFN se ha convertido en un polo de atracción de talento a nivel mundial, y con ello, Barcelona.

La imprevisibilidad de los avances tecnológicos está aportando visibilidad al 4YFN. Grandes marcas como SEAT, Banc Sabadell o Grupo Gas Natural Fenosa empiezan a fijarse en las propuestas de las start-ups para detectar e incorporar nuevas propuestas de servicio derivadas de las tendencias tecnológicas más disruptivas.  

El MWC es además consciente del impacto de esta revolución de la movilidad y por ello ha incorporado por primera vez este año el Youth Mobile Festival, un congreso paralelo al MWC17 que tiene el objetivo de inspirar a jóvenes y descubrirles las carreras profesionales en ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas.

Para el próximo año, anticipamos un congreso mucho más amplio. Van a ser más los sectores representados, y por ende va a ser una edición mucho más cercana a la sociedad.