La fiebre de los marketplaces, tendencias clave en el sector de los clasificados

18 - 07 - 2016

El negocio de los clasificados, tradicionalmente ligado a grandes grupos de medios de comunicación, ha sufrido una gran transformación en los últimos años debido a la presión digital en su core business. La caída de las ventas de anuncios clasificados en formato print tiene su contrapartida en el surgimiento y proliferación de plataformas digitales especializadas en la compraventa de bienes y servicios entre particulares y/o empresas y adaptadas al nuevo escenario.

Desde hace ya bastantes años, (Craiglist, portal pionero en la publicación de anuncios clasificados, empezó en 1995 como una lista de email para el área de San Francisco) la incursión de estos nuevos players digitales ha cambiado absolutamente la configuración del sector de los clasificados. Los nativos digitales, y ahora más específicamente los nativos mobile, se han adaptado al nuevo contexto y a los hábitos y necesidades de los consumidores. Estos nuevos players son empresas pequeñas, ágiles y rápidas, que tienen más facilidad para adaptarse a los cambios constantes y exigencias del mundo actual. Además, para ellas, las fronteras nacionales se han desdibujado y las barreras de entrada a nuevos mercados son relativamente bajas. 

Un análisis en profundidad de este nuevo escenario y de estos nuevos jugadores ha revelado una serie de tendencias y puntos de convergencia en el sector:

 

El fin del modelo de negocio tradicional

La transformación de este negocio ha tenido muchas derivadas, pero quizás una de las más importantes es la que hace referencia a las formas de monetización. En el negocio tradicional en papel la cosa estaba bien clara, si querías publicar un anuncio tenías que pagar. En el contexto actual, donde además el usuario acostumbra a relacionar online con gratuidad, encontramos mucha más diversidad y creatividad para generar ingresos.

Los marketplaces generalistas, como OLX, son los que están teniendo más problemas para monetizar su actividad. Incluso en algunos casos de éxito, como por ejemplo el de Wallapop donde el crecimiento de usuarios ha sido imparable desde su nacimiento, aún a día de hoy falta encontrar el modelo de negocio que garantice su rentabilidad. Otras plataformas más especializadas han optado por modelos freemium, por el pago en categorías concretas en función del volumen de demanda de éstas o también por el pago a cambio de mayor visibilidad. Otra batalla interesante es la de intentar que la transacción se haga dentro el entorno digital para que así el intermediario pueda quedarse con un porcentaje de ésta. Para conseguirlo se utilizan múltiples formas como ofrecer servicios de valor agregado o dar también una mayor seguridad y garantías a las partes. Cada player busca su modelo con las dificultades que plantea un entorno tan competitivo como éste donde además el usuario siempre esta buscando alternativas para evitar el pago.

 

La proximidad y la movilidad, factores clave

Según la tipología de marketplace, encontrar vendedores y compradores cerca permite incrementar las posibilidades de venta o intercambio. La proximidad genera confianza y agilidad en las transacciones y es bajo esta premisa, que muchas de estas plataformas de compraventa, especialmente las generalistas, considerán la geolocalización como un elemento clave en sus búsquedas y visualización de publicaciones. Por otra parte, la masificación de los dispositivos móviles ha comportado que muchas de estas plataformas ya sean mobile first y estén pensadas exclusivamente para este tipo de interfaces, desbancando, en algunos casos, a los plataformas nacidas para entornos web.

 

Diversificación; crecen las plataformas especializadas 

Los marketplaces de sectores nicho se multiplican. El mercado nos ofrece cada vez más diversidad de espacios para necesidades y segmentos más concretos. Así, podemos encontrar casi de todo; desde sitios para el alquiler de cámaras fotográficas a otros de compraventa de vestidos de novia usados pasando también por marketsplaces especializados en la compra de facturas pendientes de cobro. Esta hiper-segmentación que está viviendo el sector incrementa la efectividad de las transacciones e incide directamente en el modelo de negocio ya que permite a la plataformas cobrar por publicación y/o por transacción.

 

Comunicación, sencillez, inmediatez y … diversión

Poder contactar de manera directa, rápida y divertida con la persona o empresa que dispone de lo que uno necesita, facilita el proceso de compraventa y por lo tanto el uso de la plataforma por parte de los usuarios. En cuestión de minutos se puede publicar, contactar, comprar o vender casi cualquier cosa. Las plataformas ya no son una barrera o peaje por el que pasar antes de comprar o vender algo, sino que son un facilitador para que los usuarios publiquen, consulten, se comuniquen, se valoren mutuamente y finalmente, generen transacciones.

 

Esta evolución del sector parece no tener fin y cada día aparecen nuevos players, con nuevas propuestas de negocio, en nuevas categorías y con soluciones que las empresas de clasificados tradicionales nunca hubiesen podido ofrecer. Algunos de éstos son muy conocidos y ya están consolidados, como Ebay, pero hay muchos otros de menor popularidad como Mr. López o Peer Renters, que llegan con fuerza, con voluntad de quedarse y, al mismo tiempo, de revolucionar sus categorías de mercado. Los actores tradicionales deberán mover ficha si quieren seguir jugando la partida.